mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy69
mod_vvisit_counterAyer145
mod_vvisit_counterEsta semana214
mod_vvisit_counterSemana pasada1681
mod_vvisit_counterEste mes5737
mod_vvisit_counterMes pasado9782
mod_vvisit_counterVisitas544042

Productos Anim-art

FOR BOB SPONGE CUADRADOS
FOR BOB SPONGE CUADRADOS
€15,00



"18""/45cm TOY STORY"

€4,00



M-F PRINCESAS: BELLA
M-F PRINCESAS: BELLA
€2,90



FOR NEMO
FOR NEMO
€6,00



"18"" FOR (S60) MULTI COLOR Nº0"

€7,00



Inicio Noticias HISTORIA DE LA PIÑATA
NOTICIAS DE INTERES

          HISTORIA DE LA PIÑATA

     Las piñatas constituyen un elemento central de los cumpleaños y otros eventos festivos de celebración, los niños tratan de romperlas para disfrutar el botín de caramelos y otros regalos que llevan oculto en su interior, sin embargo, su origen no se relaciona en modo alguno con el entretenimiento infantil.

      La piñata está asociada a la cultura latina, aunque los historiadores señalan a Asia - particularmente a China - como su punto real de origen.     Se supone que el famoso viajero Marco Polo, en su visita a esa nación, vio cómo los chinos creaban coloridas figuras de animales cubiertas con papel, las cuales se colgaban con arreos, y se usaban en las celebraciones del Año Nuevo, como buen observador, Polo llevó a Europa la idea de esas primeras piñatas.

     Por su parte, los europeos vinculan la piñata con las celebraciones de la Cuaresma.     El primer domingo de ese período litúrgico se transformó en el "Domingo de la Piñata", derivado del término italiano pignatta, cuyo significado en español es "olla frágil".

     La costumbre se propagó a regiones cercanas como España, donde la Cuaresma adquirió el carácter de fiesta, celebrando "El Baile de la Piñata", en el cual se utilizaba una vasija de barro conocida como "la olla" que desempeñaba la función de piñata.

     Los rumores de tal tradición cruzaron el océano y llegaron a América, los misioneros españoles destacados en Norteamérica llevaron consigo sus piñatas, cubriéndolas con papel de colores, que les otorgaba una apariencia terrorífica, con el objetivo de atraer feligreses a sus ceremonias religiosas.

     Eventualmente, la piñata adquirió significación religiosa, ya que, al decorarla, se intentaba representar con ella a Satanás, a quien se atribuía el uso de máscaras atractivas para inducir a la gente a convertirse en pecadores.     La piñata adoptó una forma de satélite: una esfera con siete conos sobresalientes, cada uno con una banderola en su extremo. Dichos conos representaban los siete pecados capitales: avaricia, gula, pereza, orgullo, envidia, cólera y lujuria. Además, las frutas y caramelos en su interior eran símbolos de las tentaciones que implicaban la riqueza y los placeres terrenales, los participantes, vendados, recibían la orden de golpear la piñata, en un esfuerzo por combatir las fuerzas demoníacas, el garrote para destrozar la piñata, por su parte, simbolizaba la virtud, una vez rota la piñata, el contenido de la misma era la representación del premio a los participantes por ser fieles a su fe.

     Lentamente, la piñata fue perdiendo su asociación religiosa, y en la actualidad, se considera un símbolo de diversión y entretenimiento, puede usarse en la temporada navideña o en fiestas de cumpleaños, y ya no se reserva a la cultura latina, pues personas de todas las nacionalidades y procedencias se turnan para golpear la piñata.     Asimismo, las familias hispanas, mientras golpean por turnos la piñata, entonan canciones tradicionales como ésta: "Dale, dale, dale, no pierdas el tiro / porque si lo pierdes, pierdes el camino. / Esta piñata es de muchas mañas / sólo contiene naranjas y cañas".

     En México, la piñata adoptó la forma colorida con que la conocemos hoy en día. Para hacer una piñata se necesita una olla de barro que se unta con una capa de engrudo (harina de trigo cocida) para que la cubra por completo; luego, se le pegan trozos de papel periódico.Después, la imaginación y la destreza determinan las formas y los colores: estrellas, flores, barcos, loros, pavos reales, patos, borregos, burros, toros, elefantes, pescados, frutas y vegetales. También podemos encontrar negritas, reyes, aeroplanos y payasos. Hay frutas especiales para rellenar la piñata: tejocotes, naranjas, limas, jícamas, cañas y cacahuates, sin olvidar los dulces.

En otros países las piñatas pueden adoptar la forma de algún animal o personaje de alguna película o serie de televisión que esté de moda, reservándose las mismas sólo a los niños. De hecho, a las fiestas (las cuales son fiestas infantiles de cumpleaños) donde existe este elemento se les suele llamar también piñatas, por lo cual se suele decir ir a la (una) piñata.

     Canción "Dale, Dale, Dale"

     En México, mientras que una persona pasa a pegarle a la piñata, se canta esta canción:

Dale, dale, dale,
no pierdas el tino,
por que si lo pierdes
pierdes el camino.

Dale, dale, dale,
dale y no le dio,
quítenle la venda

porque sigo yo.

     O también se usa esta versión, abreviada y que está cobrando más fuerza entre la clase media, toda vez que al ser más corta, permite la participación de más niños en la ruptura de la piñata:

Dale, dale, dale,

no pierdas el tino,
porque si lo pierdes,
pierdes el camino.

Ya le diste una,
ya le diste dos,
ya le diste tres

y tu tiempo se acabó.